La familia la base de nuestra sociedad, la madre su núcleo.

¿Qué supone para una mujer y para un hombre crear una familia?

Todo proyecto importante, tarde o temprano se debe compartir, somos los animales más sociales y que gracias a nuestra inteligencia creamos una jerarquía basada en el liderazgo y no la fuerza, en la entrega y no en el egoismo, aunque nuestra parte más primitiva busque manifestarse como - en otros animales no racionales - en relaciones mas de fuerza y posesión. La clara diferencia en los humanos desarrollados es la entrega mutua.


Nuestras raíces

Un árbol necesita buenas raíces que sujeten el tronco, el tronco posibilita tener muchas ramas, las ramas hojas y frutos, y todos los árboles de raíces fuertes crecen y entrelazan sus ramas creando un bosque donde viven muchas plantas y animales.

Sin buenas raíces, que sería nuestra familia un árbol no se sustenta, pero no todos es raíz, el tronco nos aleja de la raíz y nos hace únicos por un lado, damos hojas y frutos y al final nos entrelazamos con más árboles de modo que en un bosque tupido no saben dónde empieza uno y acaba otro.

No vamos a discutir quién es más importante. ¿el padre o la madre?. Es algo así como el juego de quién es antes el huevo o la gallina.

En muchas especies animales y sobre todo en los primates, el padre tiene un papel menos importante. Somos en los humanos donde, quizá debido al la inmadurez al nacer, al lento crecimiento y a lo tarde que se consigue la madurez, la necesidad de no sólo disponer de una madre sino de precisar la figura del padre que no solo cuida y ayuda en la crianza sino que protege a la madre.

La familia los primeros años es matriarcal, la madre es el centro. Al cabo del segundo año el papel del padre es de gran importancia, dado que la socialización obliga a situaciones de riesgo donde el varón puede guiar mejor al hijo o hija.

Son papeles muy bellos y complementarios: la madre es todo amor y el padre es todo aventura. La seguridad la madre, el riesgo el padre. El niño y niña deben aprende a asumir un riesgo para tener una oportunidad.

Mujer y varón: Somos iguales en importancia

Los Genes Inmortales

El instinto maternal, paternal y de abuelos, es el nexo social que necesitamos nada más nacer y que recibimos toda nuestra vida de nuestra familia. Somos animales sociales y dependemos de esos cuidados de modo que toda la sociedad gira alrededor de este vínculo.

De una forma magistral Desmond Morris nos enseña en un documental aspectos de nuestra etapa en la crianza de los hijos, lo tituló: "Los Genes Inmortales", es un paseo por esa etapa con una visión de la biología social.